CAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WAR. ¿O SOLDADO DE INVIERNO 2?

Podría comenzar este artículo de una manera más positiva. Pero no sería sincero con lo que me dicen mi cabeza y mis sentimientos. Desgraciadamente, esta nueva aventura del Capitán América que lleva por título “Civil War”, ha sido para mí una decepción enorme, un epic fail. Cumplo con aquello que le decía Darth Vader a Luke: “Examina tus sentimientos, sabes que es verdad”. Lo hago, intento hallar resquicios que me permitan salvar mínimamente de la quema (alguno encuentro pero no es suficiente) y esa es la conclusión a la que llego. Una decepción porque todo lo que esta película prometía en sus diversos avances no se cumple. Porque los hermanos Russo, que hicieron algo realmente sensacional con el relato del “Soldado de Invierno”, ahora se han rendido, no sé si a exigencias del estudio o de quien, al puro y sencillo espectáculo de las batallas, arrancando a la película de una historia y de un guión coherente que nos permita conectar con esos personajes a los que, al menos yo personalmente, quiero.

La primera cuestión que me ha surgido durante todos estos días de puente (en realidad, han sido dos, pero me guardo la segunda para el final), de relax, en los que he analizado el film con tranquilidad, es que no tengo muy claro qué es lo que han querido hacer los hermanos Russo. Como dice un colega muy sabio: “La responsabilidad final de todo lo que ocurre en la película, es del Director”. Por lo que si hay “culpables” del resultado que vemos en la gran pantalla, en este caso, son estos directores, que ya han demostrado solvencia no solo en el cine, sino en la televisión (con la genial serie Community). ¿Por qué digo que no sé qué es lo que han querido hacer? Porque, claramente, en esta cinta, observo dos arcos argumentales muy distintos: Por un lado, está la parte del conflicto conocido como “Civil War”, que toma de referencia el maravilloso cómic de Mark Millar, el cual, todos sabemos de qué va. Aquí, se modifica el argumento: En vez de Acta de Registro, lo llaman “Acuerdos de Sokovia” (originado por la muerte de civiles durante una misión de los Vengadores en Wakanda). Y consiste básicamente en que los superhéroes tienen que rendir cuentas de sus actos  al Estado. Y, por otro, el arco del “Soldado de Invierno”. Pero vayamos por partes.

CIVIL WAR

Esta es la premisa de la que parte la película, una idea genial en las viñetas y también para un film, sobretodo, si se sabe desarrollar correctamente. Dicha premisa contiene una carga política, ética y moral considerable. Y es aquí en donde me encuentro con una cuestión interesante a tener en cuenta: ¿Se piensa que el espectador medio es un indigente intelectual incapaz de entender determinadas cosas? Porque creo que es aquí donde reside el principal escollo de la película: La apuesta por la acción, el barullo y la inclusión a mogollón de personajes secundarios, y el alejamiento de la oscuridad, el dramatismo y todo ese trasfondo ético y moral que la “Civil War” requiere (cuestión que solo se trata en dos escenas del film). Un punto de partida en la película realmente bueno e interesante, en el que, como bien explica Cristian Campos en la revista Jot Down:

Se da el viejo dilema entre positivismo y naturalismo jurídico. El primero defiende la separación de moral y derecho. Según el positivismo, las leyes son de obligatorio cumplimiento independientemente de su moralidad o inmoralidad. El naturalismo, por su lado, defiende que existe una serie de derechos naturales del hombre que prevalece sobre las normas jurídicas dictadas por los legisladores”.

Y todos sabemos qué personaje representa cada postura. Este es el origen del conflicto en el film, pero no el desencadenante. Porque ahora entramos en el otro arco argumental del film: “El Soldado de Invierno”.

 

EL SOLDADO DE INVIERNO

El capi, de nuevo, se encuentra con su amigo Bucky, y con el pasado más doloroso; su romance imposible con la Agente Carter (metemos con calzador aquí al personaje de la sobrina de Carter, interpretado por Emily Vancamp, con filetazo de por medio). Claramente, se percibe un intento de catarsis por parte del Capi, no solo intentando conocer a la sobrina de su amor perdido, sino ayudando a su amigo Bucky, consciente de que le han tendido una trampa, algo que los demás miembros de los Vengadores son incapaces de ver. Esto desencadena definitivamente la sucesión de peleas que hay a lo largo del segundo tramo del film. Desde luego que sí, son escenas de acción espectaculares, y la del aeropuerto, tan comentada ya, la mejor de la película. En este segundo arco encontramos el otro gran tema del film: la amistad. Aquí se fractura el grupo de los Vengadores, pero se quiebra la amistad entre Iron Man y el Capi. El espíritu de equipo se hace trizas por culpa del pasado, que siempre vuelve, reflejado en esta ocasión por un enemigo que nadie ha sido capaz de ver; un enemigo que culpa a los Vengadores  de su pérdida personal en la hecatombe provocada por Ultrón, que además, ha jugado hábilmente con los dos “jefazos” de los Vengadores, manejándolos como un titiritero, para que se maten entre ellos.  Esto me suena de algo, no sé de qué.

I LOVE BLACK PANTHER Y OTRAS MINUCIAS

Un cóctel explosivo de situaciones diversas, aderezado con la inclusión de personajes nuevos que, en el futuro, tendrán su lugar en este Universo Cinemático Marvel.  Me refiero a la presentación, en concreto, del nuevo Spiderman (Tom Holland) y de Pantera Negra. Y es aquí donde entro en mi segunda conclusión acerca de la película: Pantera Negra es lo mejor del film. No es un personaje secundario más, porque a lo largo del film, evoluciona. Tras la pérdida de su padre en el atentado a la ONU, asume su papel de Rey de Wakanda y con ello, el legado de ser el nuevo Pantera Negra, con el objetivo de vengar a su padre. Al principio, es un personaje cegado por el odio y la rabia, pero acaba controlando sus sentimientos, dejando que el culpable sea juzgado por sus crímenes.  En cuanto al adolescente trepamuros, personalmente, no entiendo nada de su reclutamiento por parte de Tony Stark, y me sobra su presencia en general en este film, ni entiendo por qué han transformado a la Tía May en un miembro del Bar Coyote. Que nadie me malinterprete, Marisa Tomei está de muy buen ver, será que estoy anclado en la May del cómic. Y prefiero no entrar en el fichaje de un actor como Martin Freeman para sólo cinco minutos de metraje, interpretando a un personaje importante sin desarrollar.

CONCLUSIÓN

Como también asevera Cristian Campos en su artículo del film en “Jot Down”:

Marvel es el porno del cine de superhéroes: todo lo que ocurre entre pelea y pelea se puede obviar sin miedo a perder el hilo de lo verdaderamente importante”.

Algunos se pueden quedar con esta sencilla conclusión. Para mí, no es suficiente. Creo que ya han demostrado en otras ocasiones que son capaces de hacer algo con un guión importante y cierto contenido. Y, en este caso, el guión es un carajal inasumible. Bajo mi punto de vista, este film refleja varias cosas a tener en cuenta:

VAGANCIA: Ir a lo fácil y simple, pensando que el público general solo busca eso y obviando eso de que “somos corazón, pero también cerebro”. Y las historias de Superhéroes nunca han sido relatos en exclusiva para el público infantil-juvenil.

DESCONOCIMIENTO: ¿Queremos contar CIVIL WAR? ¿O queremos hacer un Soldado de Invierno 2?

PERSONAJES AMORTIZADOS: Se requiere un relevo de personajes y de historias que contar. Afortunadamente, tendremos a Doctor Extraño, Pantera Negra, Inhumanos etc.

En definitiva, una salvaje decepción, porque creo que este tipo de films pueden, y deben, aspirar a ser algo más.

 

LO MEJOR: Pantera Negra; el momento Antz Man ejerciendo de “conciencia” de Iron Man.

LO PEOR: La sensación de que son 147 minutos de película con peleas bien realizadas, pero sin nada más que las justifique. ¡Ojo al Capi agarrando el helicóptero, marcando musculitos (carne de meme); y creo que Marvel debe replantearse el tema de los chistes, porque esto parece ya el club de la comedia.

Anuncios

2 respuestas a “CAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WAR. ¿O SOLDADO DE INVIERNO 2?

    1. Escribo lo que pienso y siento que tengo que decir al respecto. Ojalá fuese de otra manera, porque hasta ahora las películas de Marvel me han gustado todas, las he disfrutado, pero creo que esta es una vía equivocada, y acabarán cargándose el género si solo se centran en el apartado del espectáculo sin sustancia.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s