LUCIFER: DIABÓLICAMENTE DIVERTIDA

Ayer, en horario de prime time, se estrenó en Antena 3 la serie “Lucifer”, emitiendo sus tres primeros episodios. He de reconocer mi escepticismo con ella, y eso que soy de los que procuro tener la mente abierta a todo. Pero tengo una experiencia previa mala con esta historia: el cómic original en el que se basa la serie. Me ha resultado uno de los peores cómics que he leído en mi vida, lentísimo, estancado, que nunca he llegado a saber qué es lo que pretendía contarme. Pero afortunadamente, la Serie de Tv, toma un camino diferente, se aparta de las viñetas y nos trae un producto diferente; que seguramente, a los que no guste, sea a los fans del cómic. Han sido muchas veces las que he defendido que las adaptaciones deben ajustarse al libro o cómic. Pero esta ocasión va a ser excepcional. Porque aquí, solo hay un parecido concreto con el cómic, lo demás, es todo pura licencia.

Lucifer (Tom Ellis) ha dejado el Infierno. No quiere ocupar el lugar que le corresponde como Príncipe de las Tinieblas, y se ha venido a vivir a la Tierra con los seres humanos. Regenta un bar de copas, el Lux junto con su ayudante, la sexy y diabólica Mazikeen. Pero algo le está sucediendo. Lucifer está cambiando. ¿Se estará volviendo humano? Quiere huir de su destino, pero este no tarda en alcanzarle en la forma de Amenadiel, quien se niega a sustituir a Lucifer en el trono infernal. Es en este escenario cuando una amiga del diabólico protagonista fallece víctima de un tiroteo. Y le asignan la investigación a la Inspectora Chloe Decker (Lauren German), que es la única mujer que es capaz de resistirse a los poderes hipnóticos de Lucifer. A lo largo de los tres episodios, vemos cómo se fragua la relación entre este y Chloe, creando una nueva pareja policial que, gracias a los poderes “persuasivos” del demonio, resolverán diferentes casos de asesinato.

El productor Jerry Bruckheimer ha adaptado su mítica creación televisiva, CSI, al modelo de Lucifer, logrando una mezcla entre las típicas series de parejas que desembocan en romance como Bones o Castle, y la esencia de las viñetas creadas por Mike Carey. ¿Merece la pena ver Lucifer? Creo que como entretenimiento puro, cumple perfectamente con las expectativas. Veremos si evoluciona hacia otra cosa que no sea la típica serie policial de casos autoconclusivos. Por mi parte, la he disfrutado, me ha echo pasar un buen rato, sobre todo por el humor negro que contiene, y el elemento fantástico siempre es atractivo. Además, la pareja protagonista, logra transmitir química y tensión sexual. Tom Ellis es una buena elección para interpretar al carismático Heredero del Infierno, tiene gracia y al mismo tiempo sabe transmitir la sensación de que arrastra una pesada losa sobre su espalda, el hecho de que deberá elegir entre vivir como él quiere o afrontar quien es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s