LOS 7 MAGNÍFICOS: ENTRE EL REMAKE Y EL REBOOT

Resultado de imagen de los siete magnificos

Según Wordreference:

remake

  1. (voz i.) m. Nueva versión de una obra

Según la web Definicionabc.com, el Remake tiene unos requisitos añadidos que son:

Cabe destacar que las remakes tratan de respetar los pormenores de la historia original, reproduciéndola fielmente.  Esto se traslada a los personajes que intervienen, sus características y presencias se mantienen  para evitar huecos e inconsistencias en la nueva historia que afecten su atractivo.

Las diferencias estarán dadas por la convocatoria de nuevos actores y por la modificación de algunos contextos pero no mucho más.

… via Definicion ABC http://www.definicionabc.com/general/remake.php

Y luego tenemos el término Reboot, o reinicio en nuestro idioma, del cuál encontramos la siguiente definición en wikipedia:

Se refiere al relanzamiento de una historia presentando una inflexión de la serie, no forzosamente siguiendo la historia previa sino sólo conservando los elementos más importantes, los que se consideren mejores o más funcionales para darle continuidad, y en consecuencia ignorando los que resulten más irregulares o poco gustas, todo bajo el parámetro subjetivo de los propietarios del concepto quienes presuntamente obedecerán sus decisiones de acuerdo a lo que deseen ver los seguidores del concepto en cuestión, aunque comenzando todo de nuevo, desde el inicio, con ideas más “frescas” o reinterpretadas. Así, la historia previa establecida es anulada o sólo ignorada por los escritores y propietarios del concepto, dejándola como irrelevante para la nueva continuidad, la cual pretenderán seguir con mayor cuidado y recelo.

Pido disculpas pero creo necesario poner estos dos conceptos para centrar a los lectores el camino a seguir en este artículo. Esto lo hago por mi propia confusión personal en la terminología que se utiliza habitualmente para hablar de los nuevos productos cinematográficos. Seguramente sea un problema mío únicamente, pero tras leer las dos definiciones, no puedo evitar encontrar ciertas similitudes. Ambas tratan de denominar las nuevas versiones o relanzamientos de una historia ya conocida, conservando o respetando los puntos básicos del producto original; ambas también se centran en que las modificaciones se darán en actores, contextos o con “ideas más frescas o reinterpretadas”. Sin embargo, en la definición de Reboot encontramos lo que, personalmente, me conduce más a la confusión: “Así, la historia previa establecida es anulada o sólo ignorada por los escritores y propietarios del concepto, dejándola como irrelevante para la nueva continuidad, la cual pretenderán seguir con mayor cuidado o recelo”. ¿Esto qué significa? Si en el remake se cambia la historia ¿Ya no es un remake, es un reboot? ¿Los cambios de actores o de pequeños detalles en los personajes no son tan importantes? ¿Qué es lo que determina que una cinta sea un remake o un reboot? Tengo las dos definiciones, pero no encuentro la respuesta. Por eso creo que esta nueva película de “Los 7 Magníficos” encaja perfectamente en ambas definiciones. Poco a poco iré desgranando el porqué.

Nunca había visto el remake original de John Sturgess. Sí, recordemos que el genial western era una versión nueva de los 7 Samuráis de Akira Kurosawa. Y ahora tenemos un remake o reboot del primer remake. Un poco lioso pero se irá aclarando. El caso es que pude ver este fin de semana la nueva película del director Antoine Fuqua, un creador que se va ganando un lugar importante en el género de la acción. Comenzó con una interesante aunque densa “El Camino del Samurái”, siguió con la genial “Training Day” donde conoció a su actual actor fetiche, Denzel Washington, con el que ha echo hace poco “The Equalizer”( estupenda película de entretenimiento), y ahora juntos, con otro equipo de actores sensacional nos traen el sabor del buen western, un género que me encanta y del que echo de menos más películas. La historia del film es, básicamente, la misma. Pero como ocurre con estos remakes o reboots, tiene una serie de modificaciones que, bajo mi punto de vista la hacen ser una película diferente y la cual no merece la pena comparar con la original. Las comparaciones son inevitables, especialmente, por la cantidad de purista y fanático que hay de los clásicos, y sí seguramente en Hollywood haya un problema grave de imaginación, pero esto es otro debate. Lo fundamental aquí es dirimir si merece la pena ver a estos nuevos 7 Magníficos o no. Por mi parte, creo que sí. ¿Por qué? Porque aunque conozcamos el relato, se nos presenta con variaciones que casi lo hacen diferente. Variaciones que unos podrán pensar que no merecen la pena, pero son fundamentales.

Empezando por el personaje del malvado. Recordamos a Eli Wallache, el famoso bandido mejicano Calvera. Era un malo más esquemático y tenía menos protagonismo que el actual Bartholomew Boge (Peter Sarsgaard), un terrrateniente que se dedica a la explotación minera, una bestia del capitalismo codicioso, que no se detiene ante nada para lograr sus objetivos. Un personaje que es un psicópata de manual. Y el grupo de protagonistas, también es distinto, no solo por los actores, sino por los personajes. Sam Chisum( Denzel Washington) es el equivalente de Yul Brinner, pero es un agente del gobierno, con licencia para operar en diversos estados, no es un caza recompensas como en la anterior cinta; Joshua Faraday (Chris Pratt) interpreta a un personaje parecido al de Steve McQueen, solo que con un punto más de macarrismo y chulería, explotando que se gana la vida como un jugador experto con las cartas, que tima en ocasiones a sus contrincantes; por otro lado, el personaje a mi parecer, más interesante en la película, es el de Ethan Hawke, que recuerda vagamente al de Robert Vaughn en la original. Hawke aquí es un ex-soldado confederado traumatizado por la guerra. Pongo estas como ejemplo ilustrativo para que los lectores se hagan una pequeña idea de las variaciones entre ambos films. Pueden ser anecdóticas, pero ya cambian los personajes y eso afecta al argumento. ¿Donde lo enmarcamos entonces? ¿Remake o Reboot?

El guión del film lo firma Nic Pizzolato, creador de True Detective y escritor de novela negra que tiene reconocimiento internacional por la obra maestra de HBO. Un manuscrito que se mantiene fiel al relato original, al esquema de pueblo en peligro y salvadores que llegan para ayudarles. Pero las similitudes acaban ahí realmente. Este es un western con entidad propia, y lo podrán comprobar todos los que vayan a verla. Mientras que en la primera película, había una motivación económica importante, y los protagonistas luchaban al final por cambiar su modo de vida, por dejar de ser mercenarios, en esta las motivaciones son diversas, aunque se respeta la lucha por una causa justa. En cuanto a los actores, están todos muy bien. Otro de los grandes aciertos del film, es precisamente la química que desprende el grupo de protagonistas. Chris Pratt demuestra que es un buen actor de acción, que hace bien de chulo y macarra, veremos con el tiempo si eso se traduce en otro tipo de personajes; Ethan Hawke, muy solvente como personaje perjudicado; Vincent D´Onofrio (Kingpin en la serie Daredevil) interpreta muy bien a un bestia de buen corazón y Denzel Washington, qué puedo decir, está como siempre, muy bien.

En definitiva, estos nuevos “7 Magníficos”, no son un remake y no son reboot. Creo que, simplemente, es ambas cosas, y supone una delicia visual.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s