NERUDA: DELIRANTE, EXTRAÑA

Resultado de imagen de neruda pelicula

En este blog no hay espacio para los purismos, ni para los haters, ni para nadie que vomite desprecio por todo. Desde que comencé a escribir sobre las películas que veo, no a hacer crítica (porque no me veo a mí mismo como lo que se suele entender hoy en día por un crítico), siempre he procurado guardar cierto equilibrio. Cierto es que, al principio, me costaba mucho, porque también soy muy emocional y vehemente. Con el tiempo me he dado cuenta de que por esa vía, no iba a ninguna parte, así que opté por hacer un esfuerzo personal de superarme a mí mismo. ¿De qué manera? Pues un comienzo es dejar de prejuzgar, ya sean libros o películas, solo con un trailer.  Hacer el esfuerzo de verlo todo, leerlo todo, etc. Esa es la manera de construir un criterio propio. Desde luego que cada uno tiene sus gustos y percepciones, totalmente subjetivos. Las películas que considero buenas no tienen por qué ser consideradas igual por otros. Pienso que hay un camino de destrucción absolutamente inadecuado, que no conduce a nada, salvo a la desaparición de la crítica en todos los aspectos artísticos. Un camino fanático, extremista que se resume de una manera muy sencilla: Todo lo que suene a Hollywood, a Blockbuster, remake, reboot, es decir, a taquillazo, es malísimo, es cutre; y por otro lado, aquellos productos que sean de carácter más independiente, poco comercial, random o de autor maldito, es fantástico, sublime, espectacular. Posiblemente, el loco sea yo. ¿Pero esto lleva de verdad a algún sitio? Para mí, sencillamente, existen las películas buenas, menos buenas, mediocres, malas, muy malas etc. da igual de qué signo sean.

Neruda es una cinta que solo puedo calificar como rara. Sinceramente, desconozco qué es lo que han querido contarme. Por más que me he esforzado en analizarla, no le encuentro el sentido. No es un biopic sobre el famoso senador y poeta. Porque aquí solo nos cuentan una etapa concreta de su vida: cuando se ve obligado a huir del país porque el Presidente González Videla ordena su detención. Aquí comienza un típico relato policíaco, que sirve como excusa al film para hacer un homenaje al género literario favorito del poeta. “Hay un perseguidor, un perseguido, la mujer del protagonista, y los personajes secundarios” dice la esposa de Neruda, Delia del Carril en cierto momento de la película. Efectivamente, esto es la cinta, o eso parece, porque hacia la segunda mitad, vamos comprobando que algo no cuadra. ¿Realidad o Ficción dentro de la Ficción? No lo sabemos. Ahí reside mi confusión con la cinta, que podría haber quedado mucho más redonda si se aclarase en algunos términos. Como suele suceder con este tipo de historias, creadas por autores que están orgullosos de tener cierto aire de malditos o de estar fuera del stablishment, lo que podría ser más accesible para el público general se acaba convirtiendo en un producto underground. Porque no todo el público conoce necesariamente la figura de Neruda, ni tampoco tiene conocimientos sociales o políticos de Chile en aquellos comienzos de la Guerra Fría (momentos en los que Neruda escribe su Canto General). Claramente se percibe un sesgo ideológico en la cinta, pero este es un asunto en el que no voy a entrar.

Pablo Larraín, el director, sin duda tiene buen manejo de la cámara. Sabe cómo lograr que los actores saquen partido de sus personajes, quizás el punto más positivo que tiene el film. Gael García Bernal (que ahora hace un papel excelente en Mozart in the Jungle) interpreta en la película al policía encargado de atrapar a Neruda, Oscar Peluchonneau; un joven que aun está bajo la sombra de su padre, un gran policía también, cuya fama quiere repetir; Luis Gnecco interpreta de forma genial al poeta Neruda, sus gestos a la hora de declamar los versos, son sensacionales; Mercedes Morán, fantástica actriz argentina a la que he podido ver hace poco en la serie “El Hombre de tu Vida” (la original creada por Juan José Campanella), aquí interpreta a Delia del Carril, esposa del poeta, sufridora que ve cómo su marido renuncia a ella por sus ideales.

La atmósfera está lograda, nos transmite bien la sensación de persecución, pero el guión tiene una serie de agujeros que me impiden hablar de este film como una gran película. Podría haberlo sido. ¿Es buena? Sí…pero tampoco para tanto, ¿La volvería a ver? Lo más seguro es que no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s