1898. LOS ÚLTIMOS DE FILIPINAS

Resultado de imagen de los ultimos de filipinas

Cuenta la Historia que a finales del S.XIX, en la colonia española de Filipinas, un destacamento español resistió un asedio de 337 días en el pueblo de Baler. Atrincherados en una Iglesia, los soldados españoles seguían luchando, convencidos de que lo hacían por España, por el Imperio. Pero, cual fue su sorpresa al enterarse de que habíamos cedido la soberanía de Cuba, Puerto Rico y Filipinas a los Estados Unidos. Incapaces de creerlo, los soldados siguieron combatiendo en una gesta que sería recordada para siempre y estudiada en las escuelas militares. Esta es, de forma resumida, la historia que nos cuenta la película sobre aquellos a los que llamaron “los Últimos de Filipinas”. Desgraciadamente, la sensación que el espectador saca una vez vista la película, es una muy distinta. En vez de haber asistido a una cinta épica, en la que se ensalcen el Honor y un patriotismo auténtico, lo único que te deja el film es con la sensación de haber asistido a un espectáculo de “patriotismo” fachoso, vacío, en el que parece que los soldados combatieron y murieron por tontos.

No voy a entrar a valorarla a nivel Histórico porque no soy académico, y por otro lado, al comienzo del film hacen bien en aclarar, que se trata de una dramatización de aquellos hechos; con personajes basados en los reales pero que han sido adaptados para poder conseguir mayor efecto dramático en la película. Al final, no se ha conseguido eso, sino una obra de dos horas casi insoportables, con pequeñas escenas de pelea que demuestran que aún tenemos mucho que aprender sobre cómo hacer producciones de este tipo. Y por presupuesto no creo que sea, ya que está producida por Enrique Cerezo, 13TV, Cipi Cinematográfica S.A, la ayuda inestimable de TVE y por supuesto las subvenciones de siempre. En la cinta, falta además un contexto que aclare a los espectadores la situación en la que se encontraba España en aquellos momentos, a nivel político y social, más allá de una crítica a los gobernantes incompetentes que hay en la película, un comentario vacuo que conduce a la confusión porque no sabemos de quienes hablan, si de los políticos actuales o los de la época; el guión se sumerge en subtramas sin sentido como la adicción a las drogas por parte del soldado protagonista Carlos interpretado por Álvaro Cervantes (sorprendentemente bien a nivel de actuación). Aunque, una vez más, quien salva la papeleta a nivel actoral y logra que la cinta tenga cierto ritmo es Javier Gutiérrez haciendo de un Sargento con muchas ganas de matar. (Parece que no hay más actores en el cine español que no sean Gutierrez o Luis Tosar)

Más allá de los muy evidentes fallos de guión a nivel de meternos en historias que no traen a cuento en vez de centrarnos en el meollo de la contienda, se nota que invertimos bien en medios técnicos, pero dicha inversión no sirve de mucho si no está acompañada de un guión bien hecho. Personalmente, lo que más me ha disgustado, ha sido comprobar una vez más los complejos que tenemos hacia nosotros y nuestra Historia, y reflejar a los mandos altos del ejército como si fueran unos psicópatas a los que les da igual no solo que mueran ellos mismos sino sus hombres. En fin, si alguien quiere verla, que lo haga, porque esto como siempre no es más que una opinión personal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s