LAS INOCENTES:ELEGANTE, BELLA Y DESGARRADORA

Imagen relacionada

Ganadora del premio FIPRESCI de la crítica en la Semana del Cine de Valladolid y del premio a la Mejor Película en el Jerusalem Film Festival, la nueva película de la directora Anne Fontaine (Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel) llega ahora a nuestros cines, siendo una de las propuestas más interesantes que podemos encontrar en la cartelera actual. Un relato donde se nos muestra el horror de la Segunda Guerra Mundial desde una perspectiva diferente a la del campo de batalla, basado en hechos reales.

La película está inspirada en las anotaciones de una doctora de la Cruz Roja francesa llamada Madeleine Pauliac, en la que cuenta que un grupo de soldados soviéticos violó a 25 monjas de un convento de Varsovia y a algunas de ellas hasta 40 veces seguidas. Veinte murieron asesinadas, y cinco se quedaron embarazadas. Los soldados no creían estar haciendo nada reprobable, pues sus superiores les autorizaban a realizar dichos actos como recompensa por su sacrificio. Esta es la historia real que da origen al film, en el que la protagonista, una doctora llamada Mathilde (Lou de Laage) se topa con estos horribles acontecimientos al llegar al convento. Acontecimientos que  están bastante suavizados aunque  muy bien relatados y el espectador se hace una idea de lo que ha sucedido.

La inexperta Mathilde deberá ayudar a estas monjas a tomar decisiones ante la situación, estará con ellas para intentar encontrar respuesta a una serie de preguntas: ¿Cómo hacer frente a la maternidad cuando tu vida está dedicada a Dios? ¿Cómo conservar la fe ante estos actos indescriptibles? ¿Cómo deben actuar con los recién nacidos? ¿Qué opciones tienen? Porque en la película no solo se nos transmite el modo de vivir de las monjas, su forma de relacionarse, de estar juntas, rezar y cantar varias veces al día como si el resto del mundo no avanzase; también es un relato sobre la fragilidad de la fe, que lo expresa muy bien la hermana María en un momento del film: “Veinticuatro horas de dudas por un minuto de esperanza”.

Las Inocentes es una película muy recomendable. Maravillosa por su simplicidad y elegancia, porque es un relato donde todo se sugiere, no hace falta mostrar nada escabroso para darnos cuenta de la situación por la que atraviesan los personajes. Con muy buenas interpretaciones de Agata Buzek (la estoica Sor María), Vincent Macaigne (el simpático y melancólico doctor Samuel Lehman) o Agata Kulezsa (la dura y frágil Madre Abadesa). Preciosa, desgarradora y llena de esperanza. No se la pierdan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s