MOONLIGHT: LÍRICA, BONITA…¿DE OSCAR?

Resultado de imagen de moonlight pelicula

Como sucede siempre con algunas películas, los críticos interpretan a su antojo lo que nos cuentan en ellas. Y esto puede ser realmente malo para la película, pues al mismo tiempo que puede atraer a una parte del público, frenará a otra; posiblemente, sean más numerosos aquellos que no vayan a verla. En una de las múltiples valoraciones que hay de la misma leo: “Todo en ella está dispuesto para satisfacer a esa parte del público “comprometido”.  Personalmente, no veo compromiso ninguno en esta película. En otra de un popular crítico y no por ello más acertado, leo: “El director Barry Jenkins indaga en ‘Moonlight’ en un universo poco explorado”. Otro argumento que cae por su propio peso para cualquiera que no solo haya visto esta película, sino que haya visto series como The Wire (que dicho crítico pone como ejemplo en su artículo, así que, se contradice así mismo). El tema es que determinadas temáticas se prestan mucho más fácilmente al sensacionalismo y a que los parroquianos de lo políticamente correcto nos intenten vender de nuevo sus particulares ideas. Poco a poco iremos desgranando estas cuestiones.

¿Moonlight es una buena película? Sí, aunque hay que hacerle algunos matices. ¿Es una película premiable con un Oscar? Pues teniendo en cuenta otras obras que en conjunto bajo mi punto de vista son mucho mejores, como “La Llegada”, como “Hawksaw Ridge”, como “Manchester frente al Mar”, la respuesta es no. Ahora bien, lo de que sea premiable o no, no tiene por qué influir en la calidad de la misma respecto a si es disfrutable o no. Ha habido este año películas muy disfrutables que han sido abandonadas a su suerte por los “académicos”. Lo mejor de Moonlight se encuentra en los dos primeros actos del filme, la infancia y la adolescencia del protagonista, Chiron. Un chico afroamericano y homosexual que crece en los suburbios de Miami. Contada como si fuera una obra de teatro, los dos primeros capítulos de la película transcurren prácticamente en un suspiro, donde el diálogo no prima, donde lo que abundan son las miradas, los gestos, la música clásica que dota de lirismo y fuerza a los sentimientos de los personajes, de un Chiron que se esfuerza por encajar pero que debido a su condición, los demás le harán la vida imposible. A esto hay que añadirle la dura convivencia con una madre drogadicta interpretada por Naomie Harris, y un personaje que podría haber sido la “salvación” de Chiron, Juan (un brillante Mahershala Ali), un tipo del barrio que trapichea y controla algunas calles de la droga, pero cuya conciencia sufre con ver los daños colaterales que causa la droga en el pequeño Chrion.

Juan, y su novia Teresa (la increible Jannelle Monáe a la que hemos podido ver recientemente en “Figuras Ocultas) pueden ser la tabla de salvación de Chiron, pero de nuevo las cosas se complican al llegar a la adolescencia, con el colegio, el bullying (quizás el único elemento de auténtico “compromiso” que puede haber en la película), un asunto que afortunadamente ya se empieza a tocar más a menudo tanto en cine como en literatura. Como digo, los dos primeros actos son estupendos en su realización, con personajes muy interesantes pero que acaban desapareciendo en el tercer acto, que es para mí, la parte más floja de la película. El ritmo de la narración en todo el film es lento, denso, agobiante incluso, pero en ese tercer episodio, cuando nos encontramos con un Chiron forjado ya como un delincuente, la historia comienza a hacerse lenta, dejándonos con dudas e intentando postergar lo inevitable. No es una película de acción, no pretende ser un relato policíaco (quizás un pequeño ingrediente de esto no le habría venido mal). Ni, como mencionaba al comienzo, busca que el espectador se sienta culpable ni comprometido en ningún aspecto. Simplemente, nos está contando una historia más de lo que es la vida real para muchos chavales como Chiron (que no necesariamente se da solo entre la población afroamericana). Y desde luego, el director Barry Jenkins, tampoco cuenta nada nuevo. Encontramos por ejemplo el personaje de Omar de “The Wire”, ese mítico delincuente afroamericano del ghetto de Baltimore, y también homosexual (¿os suena?), un personaje que además rozaba permanentemente la fina línea entre la legalidad y la ilegalidad, ya que no era tan malo como aparentaba; por otro lado, el tema específico de la homosexualidad, se trata actualmente en una magnífica serie llamada “Empire”, en la que el hijo pequeño del artista Lucious Lyons es homosexual y vemos en uno de los episodios cómo aparece, cuando es un niño, vestido con ropa de su madre en casa, y su padre, le arroja literalmente al cubo de la basura; y también, de plena actualidad, está la maravillosa “Shameless” de William H.Macy, serie centrada en el día a día de una familia de un suburbio de Chicago, en la que hay diferentes perfiles de personajes marginales.

Flaco favor se le está haciendo a Moonligjt diciendo cosas como las comentadas al principio del artículo, porque el objetivo de esta película no es que nos sintamos culpables por la situación de esta pobre gente. Lo que Barry Jenkins quiere es que generemos un debate en torno a una cuestión muy complicada: Las personas como Chiron ¿Tienen elección? Por mucho que haya factores externos que les empujen hacia la delincuencia ¿Pueden elegir llevar otra vida? Este es el eje alrededor del cual gira todo, y se ve en dos momentos concretos donde a Chiron se le recuerda que puede elegir perfectamente no ser un delincuente. No voy a entrar en dicho debate, eso es mejor que lo discutáis entre vosotros. Simplemente añadiré que Moonlight es una obra cinematográfica más, bien ejecutada, poderosa a nivel visual y que merece la pena verla, sobre todo, para que otras voces no cuelen ninguna monserga buenista. Para filme comprometido de verdad que busca cierta culpabilidad, la competidora en los Oscar, LION.

Anuncios

One response to “MOONLIGHT: LÍRICA, BONITA…¿DE OSCAR?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s