EL NACIMIENTO DE UNA NACIÓN:UN GRAN DOCUMENTO HISTÓRICO

Imagen relacionada

Lo único que le debe el film de Nate Parker a la película de D.W Griffith es el título. Ambas se llaman igual, pero cuentan cosas totalmente distintas. La de Griffith ahonda en la creación del Ku Klux Klan, mientras que en esta nueva película, asistimos a un relato de rebelión sangrienta que trajo consecuencias aun peores para los esclavos en Virginia a principios del Siglo XIX. La cinta de Parker no superó la carrera hacia los Oscar porque se produjo un escándalo mediático con unas acusaciones de violación de hace 17 años. No voy a entrar en esta cuestión porque ese no es mi cometido. Lo único que puedo hacer es valorar a Nate Parker como creador y eso es lo que voy a hacer, e intentar explicar por qué la cinta no ha llegado a los oscar, ya que tengo el convencimiento de que el asunto mentado anteriormente, es solo la punta del iceberg.

Nate Parker dirige, escribe, produce e interpreta al protagonista de la cinta. El Nacimiento de una Nación es un proyecto personal, inspirado en un personaje real, un esclavo llamado Nat Turner, que ha inspirado a su vez otros libros y films. Recientemente, en España, se ha publicado la novela titulada “Las Confesiones de Nat Turner”, de un escritor de Georgia llamado William Styron, que estoy convencido, sirven como base para esta película, aunque no es una adaptación de dicho libro. Nat era de los pocos esclavos que sabían leer, y ello no pasó desapercibido a sus amos. La Sra. Turner, le llevó a su casa y le regaló una Biblia para que desarrollase fluidez lectora. Eso hizo que Nat se convirtiese en predicador. Los domingos daba sermones a los amos en la capilla de la plantación, y después comenzó a darlos a los esclavos. Los demás terratenientes vieron en esto una oportunidad: Nat debía dar sermones a favor de la esclavitud y así evitar cualquier conato de revuelta. Pero Nat comienza a ver torturas y vejaciones que hacen crecer en él la ira y la necesidad de rebelarse, de cambiar el statu quo, al mismo tiempo que en su interior, también crece un sentimiento mesiánico. Está llamado por Dios para liberar a los esclavos.

La rebelión duró poco más de dos días, en los que murieron cientos de hombres, mujeres y niños, tanto blancos como afroamericanos. Y la revuelta causó una mayor represión hacia los esclavos, por lo menos, en el estado de Virginia que es donde transcurre todo. Poco se sabe del Nat Turner histórico. Lo único que se conserva de él es un documento, una entrevista realizada por su abogado los días antes de que le ahorcaran. Una entrevista que fue publicada en la prensa y en la que se basó Styron para su novela. Personalmente, añado que me parece muy buena idea el no adaptar el libro de Styron porque su estilo es muy barroco, muy pesado y quizás anticuado. Nate Parker ha echo suya esta historia, le ha dado su propio estilo y personalidad; nos ha traído un relato crudo, con sangre, sudor, lágrimas y momentos durísimos. Hay quien la compara con “12 años de esclavitud”. Creo que no viene a cuento porque no tienen absolutamente nada que ver la una con la otra.

Y aquí entro en el aspecto que creo fundamental para explicar el por qué esta película ha acabado pasando desapercibida. Y es que Parker no da la visión más políticamente correcta sobre el tema. No nos dice lo malos que eran los blancos y lo buenísimos que eran los esclavos afroamericanos. Porque Nat se cría en una plantación en la que no se maltrataba a los esclavos de forma sistemática como se hacía en otras de alrededor. De hecho, el Sr. Turner respetaba bastante a Nat dentro de lo posible y la mentalidad de la que estamos hablando. Y es que este tipo de historias hay que afrontarlas con la mentalidad de la época; porque la consideración que podamos tener ahora del ser humano, de la vida en general, no ha sido siempre la misma. Además de que nos surge la duda: ¿Nat realmente se rebela por la situación que viven sus congéneres, o por que se considera así mismo un elegido de Dios? Posiblemente no ha gustado mucho que en esta película no haya términos absolutos y los buenos no sean del todo buenos y los malos no del todo malos (aunque sí que hay malvados repelentes en la misma).

Nate Parker está acompañado por secundarios de lujo como Armie Hammer, Jackie Earley Haley, Penelope Ann Miller o Gabrielle Union, junto con los que construye un gran documento histórico, social y político, bien narrado y que constituye una de las películas más interesantes que podamos tener este año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s