FENCES: LOS SUEÑOS FRUSTRADOS

Imagen relacionada

Cuenta la historia de Troy Maxson (Denzel Washington) un basurero de Pittsburgh que intentó ganarse la vida como jugador de béisbol. Por ser afroamericano y otra serie de circunstancias, nunca llegó a las ligas mayores, frustrando así sus sueños. La vida le llevó por otro camino en el que conoció a Rose (Viola Davis) su devota esposa con la que ha tenido un hijo, Cory, que quiere seguir los pasos de su padre en el deporte. Troy no permitirá que esto suceda, tomando una decisión que puede suponer la ruptura de su familia.

Esta es la sinopsis de este film que adapta una de las grandes obras del teatro modernos, escrita por August Wilson, que se representó por primera vez a mediados de los años 80, con James Earle Jones en el papel protagonista. Tanto Denzel Washington como Viola Davis, llevan haciendo esta obra en Broadway 11 años, y ambos han ganado diferentes premios por sus papeles. Ahora, Denzel se pone tras la cámara para dirigir y producir una película que adapta, casi literalmente, la obra de Wilson. Y este quizás puede que sea el handicap principal que tiene la película, al resultar demasiado “teatral” y poco cinematográfica.

No quiero decir con esto que la cinta sea mala ni mucho menos, pero sí que observo que es un relato que no termina de quedar del todo bien en película. De hecho, mientras la veía, pensaba en cuanto me habría gustado poder ver a estos dos titanes de la actuación en vivo y en directo en el escenario. Además de que he podido leer la obra original en libro ( solo se puede conseguir a través de Amazon). Por otro lado, Denzel Washington tampoco da aquí su mejor interpretación. Desconozco si es porque resulta difícil dirigirse a uno mismo, o es que el actor ya está un poco cansado de este personaje. Bajo mi punto de vista, tiene momentos en el film que roza un poco la sobreactuación.

El personaje de Troy Maxson se presta a ello, porque es un hombre con un lado violento, con una frustración e ira considerables, acumuladas. Un hombre quebrado a todos los niveles, físico y espiritualmente. Pero el personaje de Rose también está roto, pero de otro modo. Y sin embargo, Viola Davis logra una interpretación magnífica y mucho más natural que la de su compañero. Resulta ser mucho más impactante a nivel emocional y logra que en el momento del estallido, el espectador explote con ella también, con las mismas lágrimas de frustración y de dolor. Desde luego, es muy aconsejable ver esta película en V.O para poder apreciar los cambios de tono y la manera de hablar de los personajes, cosas que posiblemente en el doblaje se pierdan.

Por otro lado, si algo es Fences, es como a mí me gusta definir determinados tipos de películas, un documento social. Porque nos está contando una historia de una época determinada, de una gente concreta. Eso sí, Denzel Washington hace una buena labor como director. En definitiva, Fences es una película preciosa, muy interesante, que sacude las emociones del espectador y que supone un disfrute sobre todo para ver el duelo interpretativo entre los protagonistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s